El Palacio de Longoria

Estamos frente a lo que para muchos es, sin ninguna duda, la joya del modernismo madrileño. Seguramente sea el edificio más representativo de esta corriente artística que hay en la capital. Mandado construir por el financiero y político Javier González Longoria para residencia familiar destinando la planta baja a oficinas para su sede bancaria.

La construcción del Palacio corrió a cargo de un compañero de estudios de Gaudí, Jose Grases Riera que lo levantó, entre 1902 y 1903, en un solar cuadrado que hacía esquina. (Calle Fernando VI con Calle Pelayo). Lo solucionó creando dos cuerpos rectangulares unidos por un torreón circular.

Los muros son de ladrillo, pero recubiertos por piedra artificial, gracias a lo que consigue ese característico color amarillo. Esto se creaba en moldes vaciados de escayola sobre los que se echaba una mezcla de cal, cemento y  marmolina, esto abarata costes, agiliza la construcción y fue un adelanto para la época, no se necesitaba un escultor para la fachada y se consiguió una decoración con multitud de formas sinuosas con hojas, flores, tallos, lianas que adornan toda la fachada incluso las rejerías. También le permitió realizar doseles en los balcones, insertar rostros femeninos y decorar las mansardas y óculos proporcionando texturas variadas.

Hay un patio interior con galería porticada sobre soportes en forma de palmera y pabellones semicirculares en los extremos.

El exterior está retranqueado para permitir le iluminación de los sótanos creando así un patio inglés donde destaca la rejería que lo cierra.

Mención aparte merece la escalera principal, construida conjuntando hierro, bronce y mármol y creando una verdadera joya modernista. De estilo imperial y perímetro circular, coronada por una cúpula de hierro y vidrio emplomado creado por la Casa Maumejean , la barandilla de forja con elementos vegetales rematados con flores de latón simulando el golpe de látigo tan característico e este estilo. 

 

Jose Grases Riera se desmarca con esta obra de todos sus trabajos anteriores y no volverá a realizar nada parecido, entre otras cosas realizó el palacio de la Equitativa,(1891) en la confluencia de las calles Alcalá y Sevilla actualmente reformándose; el New Club de la calle Cedaceros (1901); el teatro Lírico de la calle Marqués de la Ensenada (1902), y el monumento a Alfonso XII en el Retiro, que recientemente ha abierto las visitas a su mirador, desde el que se puede apreciar todo el entorno del lago de el parque del Retiro, hay que pedir cita y para este año ya es imposible.

Las influencias que se muestran en este edificio van desde  Guimard (autor del metro de París) y Victor Horta , arquitecto belga autor de las casas Tassel o los almacenes Innovation entre otros edificios de Bruselas  en los que había apostado por nuevas formas y materiales como el hierro, el vidrio y la piedra natural. La influencia de Gaudí aparece con la inclusión en el ático de azulejos cerámicos con piezas irregulares, que recuerdan al original trencadís.

DSC_1501
Mansardas, Óculos y Trencadís

En 1912 el edificio lo adquiere Florestan Aguilar para la Compañía Dental Española hasta que a su muerte en 1946 lo adquiere Construcciones Civiles S.A. En 1950 lo compra el compositor Jacinto Guerrero como presidente de la Sociedad General de Autores y Editores y actual sede de la misma.

Placa en la calle Fernando VI
Placa en la calle Fernando VI

Debido a estos cambios, el edificio sufrió dos reformas importantes, sobre todo en el interior, la primera por el arquitecto Francisco García Nava (autor del cementerio de la Almudena) para la Compañía Dental y la segunda en 1950 por Carlos Arniches para la SGAE, además en 1992 Santiago Fajardo realizó una rehabilitación integral de los interiores y una restauración de la fachada que se encontraba muy deteriorada en ese momento

Curiosidades

Desde el principio y debido a esa facilidad que tienen los madrileños de poner nombres a todo, la casa fue conocida como «la Casa Tarta»

Con la primera reforma, Florestan Aguilar compra una vivienda anexa de la calle Pelayo para ampliar su consulta. Como consecuencia de esta compra, se quedó con el garaje de la casa que daba al jardín del palacio y en 1915 Julio Romero de Torres instala su estudio en la cochera.

El edificio es desde 1996 Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento.

Visitar el palacio es difícil, solo unos pocos días al año esta abierta la visita guiada al público hay que esperar a la Semana de la Arquitectura o a las visitas de Palacios que organiza el Ayuntamiento de Madrid

Vocabulario arquitectónico

Casa Maumejean:  Empresa familiar  fue fundada en 1860 por Jules Pierre Maumejean dedicada a la realización de vidrieras artísticas. De sus talleres han salido obras para la Catedral de Sevilla o Burgos

Mansarda: Ventana dispuesta sobre el tejado de una casa para iluminar y ventilar el desván.

Óculos: abertura o ventana de forma circular u ovalada

Trencadis: Aplicación ornamental del mosaico a partir de fragmentos cerámicos unidos con argamasa. Muy característico en el modernismo catalán

Fuentes y Bibliografía

El Madrid modernista: guía de arquitectura de Ricardo Muñoz fajardo y Oscar da Rocha Aranda

COAM

Madrid Historico

Monumenta Madrid

Espacio Madrid

Wikipedia

Madriz hacia arriba

Cultura Inquieta

¡Madrid!

Estudio Santiago Fajardo

Madrid Secreto

Salesas Village

Madrid diario

Madrid con encanto

Cajon desastres

Secretos de Madrid

Ahora arquitectura

Mi petit Madrid

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


3 respuestas a “El Palacio de Longoria

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s