Las casas de Cordero


Litografía del Convento de San Felipe Neri, obra de José María Avrial (1860-64). Museo de Historia de Madrid

En el solar que ocupaba el Convento de San Felipe el Real, famoso por ser su escalinata el mentidero de la Villa (Gradas de San Felipe), se construyó entre 1842 y 1845 el primer gran bloque de pisos de la capital que sirvió de modelo para el resto de edificios perimetrales que componen la Puerta del Sol desde la reforma de mediados del XIX

Al demolerse el Convento en 1838, Santiago Alonso Cordero, el “Maragato”, promueve la construcción de casas en una parte del solar, la parte del claustro renacentista se destina a uso público, es lo que hoy conocemos como Plaza de Pontejos.

Santiago Alonso Cordero, era conocido en Madrid como «El Maragato” , natural de Santiago Millas, un pueblo de León y acostumbraba a vestir de maragato y de ahí le vino el apodo. Llegó a ser diputado en Cortes por León, senador y concejal del Ayto. de Madrid en 1841, empezó a hacer fortuna con una empresa de caballerías que más tarde sería “Diligencias del Norte y Mediodía de España” (con sede hasta 1868 en las calles Mayor, nº 1, Correo, nº 2 y plaza de Pontejos, nº2). Personaje pintoresco y con amistades en la política, murió en la epidemia de cólera que asoló Madrid a mediados del XIX

Casas de Cordero. Arriba en el centro se aprecia la torre que puso la Compañía Madrileña de Teléfonos

Existen dos versiones sobre como adquirió el solar Santiago Alonso Cordero; la primera es la más conocida, el solar costó 17 millones de reales, de los que el estado tuvo que descontar una cantidad muy importante que correspondía al primer premio de lotería que le había tocado al empresario, el estado no podía pagar y le descontó el total de la venta del inmueble.Esta versión se atribuye a Ramón Gómez de la Serna que la publicó en Toda la Historia de la Puerta del Sol (1920):

«…que un solo cartón le tocó al señor Cordero la suerte en numerosas combinaciones y de un modo abrumador, tanto que el Tesoro casi se declaró en quiebra para poderle pagar, y el Rey llamó al señor Cordero, y después de rogarle que por favor cobrase poco a poco a la Hacienda, maltrecha, una de las compensaciones que tuvo fue la de ese edificio.«

Historia de la Puerta del Sol

La otra versión tampoco está contrastada, parece ser que los terrenos los adquirió gracias a favores políticos entre Juan Álvarez Mendizabal y el propio Cordero.

La realidad que aparece en los papeles es bien distinta y menos glamurosa, el estado vendió a Santiago Alonso Cordero el solar en la fecha del 21 de marzo de 1841 por la cantidad de 16.586.000 reales:

«El Sr. D. José María Montemayor, Juez de primera instancia de esta Corte, vende en nombre de la Nación a D. Santiago Alonso Cordero, el edificio que fue convento de S. Felipe el Rl., con inclusión de su iglesia, que consta de cincuenta y ocho mil doscientos noventa y cuatro pies, hechas ya las deducciones de lo que se ha segregado, por la cantidad de diez y seis millones seiscientos mil reales, de que rebajados veinte mil por cinco faroles, quedan líquidos diez y seis millones quinientos ochenta y seis mil reales» .

Contaduría de Hipotecas y Registro de la Propiedad

El edificio ocupa  las calles: Mayor, nº1, Esparteros, nºs. 1-3, Correo, nºs. 2-4 y plaza de Pontejos, nº 2. El arquitecto fue Juan José Sánchez Pescador, realizó un conjunto de cuatro alturas sobre planta baja, con capacidad para 100 apartamentos de diversos tipos y calidades, además de locales comerciales. La parte central del edificio sería para los pisos más lujosos. Son seis inmuebles unificados que ocupan toda una manzana con un total de 286 ventanas al exterior

El edificio se vende en 1858 a Juan Manuel Manzanedo González, Duque de Santoña que fue el dueño de varios edificios de la Puerta del Sol.

Diversos y famosos son los establecimientos que han ocupado los locales comerciales, desde unos baños públicos, el Gran Bazar de la Unión, el café Nuevo Pombo que luego fue el Café Comercio y más tarde el Café Lisboa, la Compañía Madrileña de Teléfonos que tuvo que construir un torreón en el tejado, o el Restaurante Tobogán,  el único local que permanece desde 1913 es el Almacén Pontejos, en la parte posterior del edificio.

Fuentes y Bibliografía:

Historia de la Puerta del Sol de Ramón Gómez de la Serna

Las calles de Madrid de Pedro de Répide

Pasión por Madrid

Antiguos cafés de Madrid y otras cosas de la Villa

El paisaje de Madrid

Secretos de Madrid

Flaneando por Madrid

Memoria de Madrid

COAM


Una respuesta a “Las casas de Cordero

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s