Nave de Motores

dsc_0380

La persona que habitualmente tiene que trasladarse por la línea 1 de metro estará acostumbrada a ver algunos carteles que te informan de visitas gratuitas a la Nave de Motores de Pacífico o a la estación de Chamberí. Como por motivos laborales me bajo en Pacífico, un día decidí hacer caso al cartel e hice la visita a la Nave de Motores que tenía permanentemente pendiente, no me arrepentí.

cartel nave
Cartel en estación de Pacífico. Foto cortesía de J.Tamayo

La Nave de Motores, junto con la estación de Chamberí forma parte del proyecto Anden Cero con el que Metro de Madrid da a conocer su historia y acerca a los madrileños a su pasado reciente.

 

Tiene su entrada por la calle Valderribas 49 esquina con Sanchez Barcaiztegui, lo primeros que apreciamos es el típico edificio industrial de principios del XX. Atravesando un pequeño patio ajardinado llegamos a la recepción, donde podremos disfrutar de un vídeo en el que se nos cuenta un poco la historia del metro de Madrid, al salir de la recepción, giramos a la derecha y siguiendo el camino nos encontramos con la nave de motores. allí empieza el espectáculo y entramos en el pasado. Nos recibe el primero de los tres gigantescos motores que tiene la nave, son motores de segunda mano que se trajeron desde Alemania y se montaron en la nave, el espacio es diáfano, con una luminosidad propia de las obras de Antonio Palacios, allí están expuestas desde las herramientas que servían para su mantenimiento, la grúa y todo tipo de material en perfecto estado y preparado para funcionar, en fin que se echa de menos el ruido de los motores funcionando.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cuando en 1919 el equipo formado por los ingenieros José María y Manuel Otamendi y el arquitecto Antonio Palacios se hicieron cargo del proyecto del Metro de Madrid, se dieron cuenta que la Compañía Eléctrica no garantizaba el suministro continuo y que tenían que hacer algo al respecto. Decidieron construir una central eléctrica que generase su propia energía, para ello necesitaron tres motores Diésel de 1500 c.v cada uno. Motores como estos son los que movían el Titanic.

Esta nave, en un principio solo funcionaba cuando el suministro eléctrico no era suficiente, no entraba en competencia con la compañía eléctrica, sin embargo prestó más ayuda a la ciudad de lo que se pensó en un principio. Durante la Guerra Civil, aportó electricidad a la Capital y en años posteriores siguió suministrando energía hasta que el servicio se regularizó.

En 1972, con el servicio eléctrico ya asegurado se decreta el cierre de la nave

Subestaciones

Como metro fue creciendo, para seguir asegurando el suministro, se encargó a Palacios la creación de dos subestaciones, una se encuentra entre la calle Olid y Gonzalo de Córdoba.

Formado por dos edificios adosados con fachadas a calles opuestas, este conjunto permite apreciar la rápida evolución de Palacios desde su monumentalismo peculiar hacia un racionalismo incipiente.

La otra subestación está en la calle Castelló:

Horario de visita de la Nave de Motores:

Nave de Motores de Pacífico: 
♦ Jueves de 9:00 a 13:00 horas.
♦ Viernes de 9:00 a 14:00 horas.
♦ Sábados y domingos de 11:00 a 14:00 horas.
♦ Festivos, solo los que coinciden con los días de apertura y en horario del día semanal correspondiente.
♦ Los días de Navidad y Año Nuevo cerrado al público.
♦ Semana Santa, todos los días de 10:00 a 14:00 horas.

Fuentes y bibliografía:

C.O.A.M.

Anden 0

 

 

 

Anuncios

2 thoughts on “Nave de Motores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s