El Viaducto

En tiempos de Carlos III se encargó un proyecto que uniese la zona del Palacio Real con la zona de las Vistillas, para ello había que salvar el desnivel existente creado por el antiguo arroyo de San Pedro que desembocaba en el Manzanares cerca del actual puente de Segovia, ese barranco era lo que hoy conocemos como calle de Segovia.

En 1736, Sachetti, uno de los arquitectos del Palacio Real aporta el primer proyecto que no llegará a ejecutarse. Jose Bonapate retoma la idea y se la encarga a Silvestre Pérez, pero tampoco se realiza.

Tuvo que ser el Duque de Sexto, Alcalde de Madrid quien siguiendo el diseño de Eugenio Barrón, en 1859 ordenó la construcción de un viaducto de 130 metros de largo, dividido en tres tramos, una anchura de 13 metros y una altura máxima sobre la calle de 23 metros.

planos,madrid,viaducto,segovia,bailén,suicidios
Alzado y planta según proyecto de Eugenio Barron

La construcción tuvo varios problemas, en 1862 comenzaron las expropiaciones para su construcción, la empresa parisina Parent Schaken fue la adjudicataria de la obra corriendo la instalación a cargo de Anastasio Abascal. En 1864 los franceses concluyen la estructura metálica, pero hasta 1868 no comenzaron los derribos de las edificaciones donde irían las pilastras. En 1871 las obras de sillería estaban acabadas a falta de ensamblarlas con la estructura metálica que estaba retenida en el puerto de Alicante por problemas de aranceles.

Inauguración_del_viaducto_de_la_calle_Segovia,_de_Pellicer Construcción del viaducto original, en 1872, grabado publicado en La Ilustración de Madrid.
Construcción del Viaducto original en 1872, grabado publicado en “la ilustración española”

En 1874, se derriba  la Casa de Malpica que era el último obstáculo para la construcción del viaducto, el 13 de Octubre de ese año, sin estar concluidas las obras, se da permiso para trasladar los restos de Calderón de la Barca de la Basílica de San Francisco el Grande a la Sacramental de San Nicolas, siendo así oficiosamente inaugurado.

viaducto entredosamores
Traslado de los restos de Calderón de la Barca. Fuente: entre dos amores

La apertura definitiva fue el 14 de enero de 1875.

 

Su estructura solo estaba preparada para soportar un peso de 400 Kg por metro cuadrado y en una ocasión un carro cargado de harina se hundió haciendo un agujero en la pasarela, los tranvías, que se habían convertido en un eficiente transporte público  no podían utilizarlo, por lo que se decidió su demolición en 1932 para construir otro mediante concurso público. Este concurso convocado por el gobierno de la II República lo gana el arquitecto Francisco Javier Ferrero.

El proyecto presenta un viaducto de hormigón armado, con aplicaciones de aluminio y sustentado en cimientos de sillería, incluso hay proyectados cuatro ascensores, se hicieron los huecos para las cabinas y la maquinaria, pero no se llegaron a realizar nunca.

El nuevo Viaducto se inaugura en 1934, sufrió graves desperfectos durante la Guerra Civil, teniendo que rehacerlo casi al completo y reinaugurándose el 28 de marzo de 1942.

No acaba aquí su azarosa historia, en 1976 se tiene que cerrar al trafico por su evidente deterioro y estuvo a punto de ser derribado, en los años siguientes se retira el antiguo tablero y se sustituye por uno hiperestático y aligerado, apoyado sobre los estribos reparados y unas nuevas pilas sobre los cimientos existentes y finalmente a finales del siglo pasado, para evitarlos frecuentes suicidios se le colocaron paneles de vidrio.

El tema de los suicidios en el caso del viaducto no es baladí, ya a la semana de su apertura se produjo el primero de una serie de suicidios que le dieron una fama siniestra y fúnebre, incluso aparecieron cruces pintadas por cada muerto.

En 1876 se elevó la barandilla para evitarlos y se pusieron 10 faroles para mejorar el alumbrado, incluso una pareja de policías patrullaba por la zona para evitar los suicidios.

 

Hay varias historias famosas que con el tiempo se han convertido en leyendas, el suicida que cayó encima de un repartidor de pan, salvándose él y muriendo el repartidor, la mujer a la que sus padres no dejaban casarse con su amado y al tirarse, el vuelo del ropaje de la época la salvó quedando ligeramente herida, cuenta la historia que al final sus padres la dejaron casarse con su amado y la pobre murió en el parto de su decimocuarto hijo. El poeta bohemio que acudía todos los días a representar la farsa de tirarse para ver si alguien se apiadaba de él y le daba de comer, hasta que un día el guardia de turno le comentó que  iba a dejar que se tirase, el poeta todo enojado e indignado no volvió más. Un especialista que calculo mal el cordaje durante una escena de una película fue uno de los últimos fallecidos.

Parece que estéticamente las mamparas no favorecen la vista por el viaducto, pero han cumplido su función y afortunadamente los suicidios parecen haber disminuido considerablemente.

El viaducto puede formar parte de uno de los paseos o recorridos más agradables de Madrid, partiendo del puente de Segovia, y habiendo disfrutado de Madrid río y de la ermita de la Virgen del Puerto, subimos por la calle de Segovia y a la derecha nos encontramos con la cuesta de los ciegos que nos puede llevar a  las vistillas. Pegado a los pies del viaducto nos encontramos con la casa del pastor con su famoso escudo.

Si por el contrario subimos por la izquierda, nos encontramos con la cuesta de la Vega que nos llevaría a la catedral de la Almudena y al Palacio Real pasando antes por los restos de la muralla árabe.

También podemos pasar por debajo del viaducto y subir hacia la plaza de la cruz verde donde podemos detenernos a buscar las casas a la malicia que quedan por la zona, o atravesar la calle del rollo para intentar ir al huerto de las monjas y meternos en el corazón del Madrid de los Austrias…

En definitiva es una zona para disfrutar paseando.

Fuentes y Bibliografía: 

Las calles de Madrid de Pedro de Répide

Secretos de Madrid

Historias Matritenses

Entre dos amores

Madrid and you

Madrid Historico

Urbanity.cc

COAM

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s